El call to action o llamada a la acción – dejando las polémicas dialécticas y lingüísticas del término a un lado- es el último paso para la convergencia final del usuario en tu web, blog, newsletter o anuncio. Repetimos, el último. Podréis imaginar por tanto la importancia del mismo y el por qué hemos decidido hacer una entrada para hablar exclusivamente sobre el famoso botón de la llamada a la acción.

Pero antes de meter las manos en la masa, dos breves consideraciones teóricas:

  • Por una parte, la finalidad de la llamada a la acción, podrá ser concluir una compra, suscribir a un lector a un lista de correo, conseguir un clic en tu “landing page” o llevar al usuario a hacer una descarga de un documento, entre otros. Cada uno de ellos irá lógicamente definido en función del objetivo del negocio. Es necesario tener claro estas diferencias, porque la forma de comunicar para cada uno de ellos va a ser diferente.
  • Por otra parte, el resultado de la llamada a la acción lo vamos a medir por el “Click Through Rate” o lo que es lo mismo el “Ratio sobre clic”, que representa el número de veces que los usuarios hicieron clic sobre una “llamada a la acción” entre el número de impresiones mostradas de la misma. Este porcentaje será por tanto un buen medidor para analizar si tu “llamada a la acción” está o no funcionando. Si queréis saber más sobre cómo analizar este valor, las tendencias del mercado y herramientas de medición, os dejamos el siguiente enlace de “think with Google” sobre el análisis del CTR para la llamada a la acción. Sin más dilación, veamos:

Qué debes tener en cuenta cuando definas tu “Llamada a la acción”.

1.- Usa un lenguaje fuerte y directo.

Como veníamos indicando al principio, ten en cuenta si estás hablándole a un futuro cliente, a un cliente, a un visitante, etc. Algunos ejemplos sobre el estilo lingüístico pueden ser:

– Descárgalo ahora

– Subscríbete hoy

– Cómpralo ahora

– Empieza tu prueba

– Compara precios aquí

– ¡Lo quiero!

2.- Dale al lector o usuario motivos para que haga clic en el botón de la acción.

Tienes que ser consciente que el botón tiene que estar apoyado en una estructura de contenido. En otras palabras, el botón es el empujón final. Pero tienes que ser consciente que tienes que haber convencido previamente.

3.-El botón con sentimiento de urgencia.

Para hacer el botón realmente efectivo, debes transmitir la necesidad de inmediatez. Son pocos los segundos con los que cuentas para que el usuario no salte a otra web. Algunas cuestiones como ofertas limitadas por tiempo o por volumen, beneficios para los primeros 50 subscriptores o descuentos por volumen, son algunos de los ejemplos que pueden hacer que tu botón de mejores resultados, o en otras palabras pueden ser herramientas claves para que tu CTR sea más elevado.

4.- ¿Y el diseño? estarás pensando.

Pues sí, en este punto entran en juego muchas cuestiones. Lo mejor en este punto, como siempre es que un profesional se encargue del tema. Pero veamos algunas pinceladas que habrá que tener en cuenta: El tamaño, asegúrate que el botón tiene el tamaño justo y no pasa desapercibido. El color, usa colores que contrasten, tanto con el fondo como con el color de las letras. Haz un diseño atractivo, ayúdate de iconos que el usuario reconozca con facilidad. Cuidado con las imágenes, ten en cuenta que muchos usuarios las pueden tener bloqueadas, esto quiere decir que si tu botón está incluido en una imagen puede ser que el botón se bloquee también. No descuides la tipología de letra que eliges, piensa en tu estilo, pero sobre todo en la necesidad de dejar el mensaje claro.

5.- La localización.

Muy próxima al área del diseño, el dónde colocamos el botón. Es otra de las cuestiones que influye en la conversión y efectividad. No descartes colocar el botón en más de un lugar. Es decir, incluir por ejemplo el botón al final del texo y en la cabecera, puede ser una buena estrategia.

6.- Por último, asegúrate que el botón funciona correctamente.

Parece casi una obviedad, pero piensa en el malgasto de energía y recursos de conseguir que un usuario haga clic y sea redireccionado para un lugar equivocado.

 

¿Te has quedado con una cuestión que necesitas aclarar? Déjanos tu comentario.