Esta puede ser la pregunta del millón para la mayoría de empresarios, emprendedores y profesionales del marketing. Todos lo tenemos claro, la clave del éxito en el sector pasa por diferenciarse.

¿Pero qué diferencia a tu negocio del resto? ¿Por qué debería el consumidor confiar en tu producto o servicio y no en el del vecino? Hace muchos años ya, que no basta sólo con ofrecer un producto o servicio. De fato la cuestión va mucho más allá, ya no es suficiente simplemente con hacerlo bien, hay que transmitirlo y hay que convencer.

Cuando hablamos de diferenciación, a muchos se les va la cabeza a lo fácil y simple: “Venderé más barato que me vecino y así me diferenciaré”. ¿El resultado? En el mejor de los casos, una absurda guerra de precios que termina dejando a los dos bandos exhaustos y como ganador al que ha conseguido recortar más y mejor. No le queremos quitar el mérito a esto, de hecho el precio puede ser un diferencial – y nunca debemos dejar de tener noción de nuestro posicionamiento de precios en relación a la competencia- pero realmente no creemos que esta sea la mejor de las ideas. Así que si te estabas planteando esta hipótesis te invitamos que aparques por un momento la idea y continúes leyendo.

Claves para hacer que tu negocio destaque

1.- Hacer que tu negocio destaque por el canal de producción

Piensa en las características de tu producto o servicio. ¿De dónde proceden los componentes del producto? ¿Será que el origen puede ser usado como diferenciador?
Aquí hablamos por ejemplo de diferenciarte por fabricación local o por fabricación relacionada con el reconocimiento y reputación internacional país de origen en relación a tu producto. Por ejemplo, podemos destacar la fabricación de nuestra ropa con manufacturación local o con fabricación en países reconocidos en este caso por la reputación del mundo de la moda como pueden ser Italia o Francia.
Por este mismo canal también podemos analizar los componentes en términos de calidad y distribución de los proveedores. Por ejemplo: ¿Puede diferenciar el consumidor la calidad de mi producto o servicio en sí misma? ¿Destacan los componentes por cuestiones como “naturales”, “limitados” o “auténticos”? ¿Se trata de una fabricación con una tecnología específica? ¿Hay un proceso artesanal detrás del producto final? ¿El canal de distribución es exclusivo, es decir, mi proveedor sólo me suministra mí?
En definitiva, piensa en la fabricación del producto o en las particularidades en caso del servicio como base e intenta potenciar esta característica. Esto te permitirá poder mantener el precio justo que necesitas para no tener que renunciar a la calidad.

 

2.- Hacer que tu negocio destaque por tus operaciones o atención al cliente

Yendo un paso más allá, podemos hablar de diferenciación por modelo organizacional. Es decir, por como tu compañía se desenvuelve en el día a día, tanto interna como externamente. Aquí incluimos cuestiones relacionadas con la actuación y políticas con los trabajadores y la atención al cliente.
Por ejemplo, ¿tu negocio cuenta con formación específica de tus trabajadores que hacen del servicio algo único? No estamos pensando en cosas muy complicadas. Por ejemplo, ¿en tu bar las bebidas se sirven de una forma diferente? ¿O los empleados de tu peluquería asesoran mejor que cualquier otro centro gracias a la formación que les facilitas? Siguiendo esta misma línea las preguntas que te puedes autoformular son infinitas.
Te invitamos que te sientes a analizar la forma en la que tus empleados interactúan con la empresa y como el servicio o producto es presentado al cliente. ¿Será que tu diferenciación puede venir por aquí?

 

3.- Hacer que tu negocio destaque por los canales de promoción y venta

Como das a conocer tu producto o servicio puede ser otra de las formas de diferenciarte. ¿Cuáles son los métodos que estas utilizando para darte a conocer? ¿Tu público está donde te estas publicitando? ¿Será que tus consumidores pueden estar en Galicia y en Madrid a la vez y los canales online pueden ser una vía de diferenciación? ¿Tienes los canales de comunicación optimizados? ¿Será que atiendes bien a todos los frentes que tienes abiertos? Es común el “estar en internet por estar” o el “monto mi negocio exclusivamente online”.

Podríamos extendernos en todos los puntos anteriores y analizar muchas cuestiones en detalle pero nos queremos parar especialmente en este último punto. Y os invitamos a estar atentos a la próxima entrada de nuestro blog. Porque si pensáis que el problema termina aquí con la diferenciación, sentimos daros la mala noticia. Y es que es increíble el número de negocios que están haciendo trabajos fantásticos y ofreciendo productos y servicios diferentes y nadie lo sabe.